Podología

• QUIROPODIA:

Tratamiento conservador de las múltiples patologías del pie.

Entre las más frecuentes se encuentran la hiperqueratosis y helomas (durezas y callos), uñas encarnadas, infecciones por hongos (dermatomicosis y onicomicosis), virus o bacterias, alteraciones de la sudoración provocadas por varios factores como hábitos inadecuados, presión del calzado, marcha no fisiológica, enfermedades sistémicas.

Cabe destacar la importancia de estos cuidados en personas de alto riesgo como tercera edad, diabéticos y personas con problemas circulatorios.

Se realizará una historia clínica completa con el fin de dar el servicio más adecuado a cada paciente.

• PIE DIABÉTICO:

La Diabetes Mellitus es una enfermedad crónica que afecta a gran parte de nuestra población. El pie es uno de los órganos que más se ve afectado, por lo que hay que prestarles la máxima atención.

El pie diabético es una complicación frecuente de esta enfermedad, que se da en forma de heridas infectadas y la frecuente aparición de úlceras.

Por todo ello, es fundamental llevar a cabo un protocolo de diagnóstico, tratamiento y prevención del pie diabético.

En la prevención se darán consejos de cuidados básicos, asesoramiento del calzado y prevención de zonas de sobrecarga que puedan ser las causantes del comienzo de las lesiones.

• ÓRTESIS DE SILICONA:

Son elementos de pequeño tamaño, realizados a medida para cada paciente según su necesidad.

Muy útiles para descargar zonas dolorosas, evitar el exceso de roce y presión entre los dedos, evitar la evolución de deformidades como juanetes y dedos en garra.

• PAPILOMAS:

También conocidas como verrugas plantares, son lesiones hiperqueratósicas, de carácter benigno, causados por el virus del papiloma humano.

Pueden aparecer en cualquier edad, siendo más frecuentes en niños y adolescentes. El contagio se produce por contacto directo con el virus, aunque también existen una serie de factores que predisponen su aparición como calor, humedad, heridas y falta de higiene.

Existen diferentes alternativas de tratamiento en función del tipo de paciente y de lesión.

• CORRECCIÓN UNGUEAL:

Una alternativa a la cirugía ungueal con resultados muy efectivos es la ortonixia o corrección ungueal.

Existen diferentes mecanismos para ejercer distintas fuerzas en los bordes ungueales. Estas fuerzas ejercidas a largo plazo van a educar y corregir la morfología de la uña, dándole así una forma fisiológica adecuada y evitando muchos problemas derivados.

• INFILTRACIONES:

La infiltración es una solución rápida a determinadas patologías que cursan con dolor importante. Reducen la inflamación y el dolor de una zona concreta y ayudan a regenerar el tejido dañado de una lesión.

Se usan en combinación con el tratamiento ortopodológico para mayor rapidez de la mejora de la sintomatología y solución de la patología.

María Sanz

Podóloga

María Sanz Climent es podóloga en la Clínica Enforma.