¿A quién no le gusta un buen queso?

Pero, ¿cuántos lo tenéis por un alimento prohibido en nuestra dieta diaria?
Pues bien, no es lo mismo un buen queso artesanal (ingredientes: leche, cuajo, fermentos y sal), que un queso procesado (ingredientes: leche desnatada concentrada, almidón, estabilizantes, aceites refinados, etc).

Un consumo adecuado de queso artesanal puede aportarnos determinados beneficios, valorando si tenemos algún problema intestinal o no.

Si te ha gustado esta entrada, compártela.

Deja un comentario

Tu dirección de email no se publicará. Los campos obligatorios están marcados *